<span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">12</span> min de lectura</span>

12 min de lectura

Que indican los planetas retrógrados

 

Un planeta retrógrado nada más es una ilusión óptica. Ningún planeta va hacia atrás. Lo que ocurre, como ya lo he explicado varias veces, es que disminuye su marcha en su propio trayecto sobe su órbita.

De modo que desde nuestra perspectiva pareciera que disminuye su velocidad.

 

Algunos autores afirman que el planeta retrógrado indica un rasgo negativo, una transgresión y una deuda que trajimos de otra encarnación.

 

 

La Casa Astrológica donde el planeta retrograda y el signo de esa casa, indicarán cómo y en qué área esa energía restrictiva se manifestará.

Un planeta retrógrado puede encontrarse en buen aspecto con un planeta favorable, indicando que ese planeta favorable le ofrecerá un medio para superar más fácilmente su tarea.

En cambio, si un planeta retrógrado se encuentra en aspecto de tensión con un planeta desfavorable (ejemplo Marte, Plutón, Saturno), la persona tendrá mucho trabajo para superar la tarea espiritual karmática en esa encarnación.

 

Es de suponer que cuando el planeta deja de estar retrógrado, es porque ya se ha aprendido la lección pendiente, sin embargo, no se puede asegurar del todo, como tampoco se puede asegurar que después de la retrogradación la persona se exteriorizará repentinamente. Sí podemos asegurar que algunas lecciones espirituales se han aprendido y, por lo tanto, se deben llevar a la práctica.

 

Pero, no hay que de qué preocuparse por tener planetas retrógrados en la carta. De hecho la mayoría de las personas los tienen.

¡Fíjate que Mercurio retrograda 3 veces en el año, es una odisea casi nacer sin mercurio retrógrado!

Además, estos planetas significan un mayor potencial de desarrollo espiritual. En los desafíos, encontramos las mayores oportunidades de desarrollo.

Muchas personas que tienen pocas tensiones planetarias en sus cartas natales pasan vidas de una forma insignificante, aburrida, sedentaria, sin desafíos, y en muchos casos no evolucionan espiritualmente.

La retrogradación activa las facetas más o menos ocultas de la personalidad.

La regresión, la inhibición y el retraimiento pueden ser las características de los planetas retrógrados, aunque también tienen considerables posibilidades constructivas en conexión con autoconocimiento, actividad dirigida hacia sí mismos y apertura hacia energías inconscientes.

 

¿Qué significa cada planeta retrógrado?

 

Mercurio retrógrado

 

Básicamente este es el planeta que todos conocen ya, porque es el que retrograda más veces en el año.

La inteligencia se frena y se fija en el presente, tiene que hacer más esfuerzos para concentrarse y reflexionar.

En los momentos en que está retrógrado suele dar una mente contemplativa e introspectiva.

No volvemos más autoanalíticos y autocríticos. Observamos más lo que ocurre dentro de nosotros.

Hay más percepción de sutilezas psicológicas. Pero también más distracciones en otras cosas, por ejemplo estamos más olvidadizos, dejamos nuestros objetos en ciertos lugares y luego no recordamos

Podemos sentirnos más tímidos para hablar, en cambio es excelente para sentarse a escribir sobre todo lo que nos pasa. También es muy bueno leer mucho en estos periodos.

La persona que tiene esta configuración en su carta, tiene estas características, pero además le gusta mucho estar solo consigo mismo. Además suele sentir que los demás no entienden lo que le ocurre, por lo cual se aísla aún más.

No siente inclinado por los chismes o las interacciones casuales.

 

 

Venus retrógrado

Venus cuando retrograda lo que hace es que frena un poco las emociones que sentimos, de manera que tenemos un mejor control sobre estas.

Teniendo en cuenta que esto de controlar las emociones es un decir, porque nadie puede hacerlo. Pero sí podemos estar más atentos a qué nos pasa y a cómo nos sentimos.

La persona que nace con este planeta retrógrado suele crear sus propios valores sociales y estéticos. Así como también crea sus propio sistema de valores en cuando a lo que tiene valor per se, y lo que no.

Es decir, nadie viene a decirle a una persona con venus retro, que tal cosa vale tanto porque sí sin más, y que ese es el valor que eso debe tener.

 

Hay una cierta dificultad para demostrar los afectos. La persona suele ser más retraída.

Si Venus está mal aspectada, dará personas egoístas, egocéntricas, que se aman a sí mismos, y que le temen al amor.

Además, serán personas que tendrán una pésima relación con el dinero.

En otros casos, la persona puede tener a venus retro y en mal aspecto e idealizar demasiado a las otras personas, en consecuencia se vive desilusionando con los demás, porque no comprende que en realidad, es ella la que tiene que cambiar la manera como se vincula con los otros, y dejar de depositar en el afuera la responsabilidad de todo lo que le pasa.

Para quienes tienen a venus retro en su carta, pero bien aspectada, pues es una persona poco materialista, que no le interesa mucho el dinero, ni la estética, no le gusta mucho el contacto social. Es más bien introvertida.

Dependerá en qué signo esta venus esté, pero si por ejemplo fuera en un signo de fugo que son súper dinámicos, pues esa persona será más apagada en ese sentido, y en esa área de vida determinada (casa).

 

 

 

Marte retrógrado

Cuando Marte retrograda sentimos que la acción está un poquito frenada. Que hay como restricciones y limitaciones en nuestro accionar.

Si tenemos un plan, tenemos que modificarlo porque no sale, si tenemos una salida debemos suspenderla porque se cancela el evento; si vamos a salir a cenar debemos cancelar porque nos sentimos mal del estómago. Si no canalizo bien mis emociones y no hago nada de ejercicio, es probable que discuta con todo el que se me cruce por delante.

Todo esto ocurre con marte retro.

 

La persona que nace con Marte retro, suele ser inhibida, tímida, le cuesta actuar. Le cuesta emprender. Y si lo hace, suele ser muy temeroso e inseguro de si las cosas saldrán o no.

No es competitivo, compite sólo consigo mismo.

La persona como no quiere competir con nadie, en realidad tampoco le gusta trabajar con otros. Prefiere hacer las cosas solo/a.

Si marte está mal aspectado, puede haber cierta ira, enojo, rabia, rencor, guardados, es todo reprimido a punto de estallar. Por eso es que es muy recomendable hacer ejercicio, ir a clases de karate, de boxeo, correr, lo que sea. Peo descargar toda esa adrenalina de alguna manera.

La persona con Marte retro mal aspectado, también suele “inducir” que otros le traten mal, es como que si las cosas están bien con la pareja por ejemplo, pues algún pelo en el huevo se busca para que el otro discuta.

Si marte está retro pero en buen aspecto, la persona solo será más retraída, y como dije anteriormente, más lenta y más temerosa al emprender. Dudará de sus capacidades y de su valentía.

También puede tener inhibición en el terreno sexual.

 

 

Lee también: Júpiter retrógrado en Sagitario

 

Júpiter retrógrado

Cuando Júpiter retrograda todos nos ponemos más filosóficos, más meditativos, más introspectivos.

Queremos hacer un análisis de nuestras creencias, de nuestros valores, de la fe que tenemos, que muchas veces es puesta a prueba.

Hay una búsqueda de la riqueza interior, no exterior.

Aprovechamos también para examinar qué tal va nuestro concepto de abundancia interna. Y también ver si no hemos gastado demás en los meses previos.

 

En el caso de quienes nacen con júpiter retro, pues también serán personas muy filosóficas, retraídas internamente, perspicaces, externamente con muy expansivas suelen trasmitir eso.

Es una persona que puede crear su propio sistema de creencias, y cultivar su propia verdad sobre las cosas.

Son personas en constante búsqueda del significado de la vida y de la existencia.

Si júpiter retro está mal aspectado, la persona además de retraída suele creer que su verdad pesa más sobre la de los demás.

Además se suele sentir una persona muy miserable, que no tiene abundancia, que le cuesta lograr cosas en la vida. Es decir todo lo opuesto a la energía jupiteriana de expansión y crecimiento.

También puede ser muy fanática religiosa o políticamente. Además rechaza las creencias de su familia, o las creencias convencionales, pero tampoco acepta que otros piensen diferente.

Además puede tener oscilaciones entre ser muy pesimista y ser muy optimista, lo cual desconcierta a quienes le rodean.

Tendencia a engordar muy fácilmente.

 

 

Saturno retrógrado

Cuando Saturno retrograda todos estamos más exigentes, más críticos, también inclinados más hacia el pesimismo, creyendo que las cosas no nos van a salir como habíamos planeado. .

Queremos trabajar más en soledad.

La persona que nace con Saturno retrógrado, suele ser bastante seria, un tanto rígida, paciente.

Muy exigente consigo misma y con los demás.

Sin embargo tiene mucha paciencia para alcanzar sus metas. Sabe que todo le cuesta más tiempo, pero cultiva esa paciencia dentro de sí.

Si Saturno está mal aspectado, puede traer aún más rigidez, resistencia total a los cambios, autoritarismo, se trata mal a sí mismo y a los demás.

Y hay una clara tendencia a la depresión y la negatividad. Parece que nada le sale bien, que nada le gusta.

También puede haber un sentimiento de inferioridad.

 

La persona que nace con Saturno retro, a veces puede ser temerosa, no se arriesga demasiado. Prefiere ir siempre por lo seguro, con lo cual salir de la zona de confort es toda una odisea.

Esto muchas veces ocurre porque tiene una figura paterna bastante débil, ausente emocionalmente o que nunca conoció.

 

Urano retrógrado

Cuando Urano retrograda, solemos frenar un momento para escuchar nuestra intuición, observar si estamos siendo auténticos con nosotros mismos; si seguimos nuestros propios ideales o si estamos como una manada siguiendo a otras personas sin saber siquiera porqué.

Revisamos los asuntos de ese Urano dependiendo del lugar donde se encuentre.

Si la persona nace con Urano retro, suele ser interiormente rebelde tiene una intuición muy desarrollada. No le gusta hacer lo que todos hacen, sino que se toma sus momentos de soledad para reflexionar quien quiere ser en la vida y hacia donde se quiere dirigir.

Es externamente convencional pero internamente poco convencional.

Es muy capaz de seguir la dirección que su interior le indica.

Es original e inventivo.

Si Urano está retrogrado en la carta, pero mal aspectado, la persona inhibe su propia capacidad de decisión hacia la independencia de espíritu y su destino.

Además, suelen ser sujetos que se sienten apartados de la sociedad, sienten que no encajan en ningún lado, y además le echan la culpa al mundo, al universo a todo el mundo de que eso ocurra.

También pueden caer en esto de ser rebeldes sin causa. O rebelarse consigo mismo.

Puede haber mucha tensión nerviosa en estas personas. Y un alto nivel de excitación interna.

Hace cambios inesperados, por el cambio mismo, sin motivo alguno y sin ningún rumbo.

 

 

 

 

Neptuno retrógrado

Con Neptuno retrógrado solemos encontrar en nosotros mismos, los recursos que necesitamos para transformarnos profundamente.

Nuestra creatividad, imaginación, fantasía, ilusión nos ayuda mucho si por ejemplo somos artistas, creadores de contenido, si solemos escribir.

Si Neptuno está retrógrado en la carta natal de una persona, esta suele tener estas características, pero además, suele ser Excesivamente sensible en lo psíquico y lo físico.

Además, es alguien que necesita retirarse muy a menudo, estar en silencio y meditar.

Si Neptuno está retrógrado pero mal aspectado, hay una clara dificultad para convertir la inspiración en acción.

La persona vive en un mundo de sueños todo el tiempo. Le cuesta mucho poner los pies en la realidad.

Hay también tendencias escapistas, además de consumo de drogas para evadir la realidad. Y si en la familia hay un padre o una madre alcohólicos, la tendencia será a perpetuar este vicio.

También puede auto engañarse constantemente con las personas, y se pierde en su propio caos interno.

 

 

Plutón retrógrado

Cuando este planeta retrograda, podemos sentir la necesidad de regenerarnos y aislarnos de los demás para hacer este proceso.

Evidentemente que el mundo sigue girando, y tenemos que ir a nuestros trabajos y estar con nuestras familias, pero internamente el proceso tenemos que hacerlo igual.

Es bueno tomarse momentos de soledad para ver nuestras propias sombras, revisar los asuntos reprimidos que podamos tener.

Cuando una persona nace con Plutón retrógrado, la tendencia es a ser muy profunda; a captar las sutilezas psicológicas, siente cuando alguien quiere engañarle o mentirle.

Percibe cuando otra persona se siente mal. Y también es capaz de desarrollar dones paranormales.

Pueden ser excelentes terapeutas, psicólogos, psiquiatras, investigadores.

Si Plutón está en la carta natal retrógrado, pero mal aspectado, la persona puede tener tendencias explosivas, por no saber canalizar su fuerte caudal energético.

También hay una fuerte tendencia a apartarse, a ser antisocial o a ser un inadaptado.

Suele ser una persona Autodestructiva, y cuya energía se vuelve muy hacia adentro. Haciendo con que la persona solo se sienta menos que los demás y tenga fuertes sentimientos de rabia, rencor, odio, desprecio por los demás. También puede ser muy autoritario.

Suele haber también un temperamento compulsivo u obsesivo.

Plutón retrógrado nos hace tener estados emocionales potentes y transformadores.

 

Lee también: Júpiter retrógrado en Sagitario

 


 

DESCARGA ESTE RECURSO GRATUITO SOBRE EL EXCESO O LA FALTA DE ELEMENTOS EN LA CARTA NATAL

 

HAZ CLICK AQUÍ 

¡COMPARTE ESTE POST EN TUS REDES SOCIALES!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¡Comenta a quí debajo si deseas!