En este momento estás viendo <span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">14</span> min de lectura</span>

14 min de lectura

LOS ELEMENTOS EN LA CARTA NATAL. Equilibrio y desequilibrio

 

Hola! Hoy vamos a profundizar un poco sobre los elementos en la carta natal, su equilibrio y desequilibrio.

Recordemos que los elementos son

Fuego (Aries, Leo y sagitario)

Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio)

Aire (Géminis, Libra y Acuario)

Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis)

 

Veamos uno a uno como se manifiestan.

 

Si quieres escuchar el video, haz clic aqui.

 

 

 

 

El desequilibrio del Fuego ️️️

elemento fuego

 

FALTA DE FUEGO EN LA CARTA

Una carencia de Fuego se manifiesta habitualmente como falta de energía, tendencia a no confiar en la vida misma. La alegría de vivir está a menudo marcadamente ausente, y con frecuencia la persona está carente de fe y optimismo.

 

La confianza en si mismo puede también ser pobre, y hay asiduamente tendencia al desaliento y a la falta de entusiasmo para afrontar las exigencias de la vida.

 

El ejercicio físico vigoroso tiende a estimular la energía ígnea y está muy recomendado para este tipo de persona.

 

EXCESO DE FUEGO EN LA CARTA

Demasiado Fuego puede llevar también a problemas en el trato con los demás, pues la impulsividad, el egocentrismo y un deseo de actuar directamente a toda costa, puede suscitar un modo extremadamente insensible y tosco de acercarse a los demás.

 

El desequilibrio de la Tierra ️️️

 

FALTA DE TIERRA EN LA CARTA

Los que tienen poca Tierra no están naturalmente armonizados con el mundo físico o las limitaciones y exigencias de la supervivencia en el plano material.

En consecuencia, pueden estar en las nubes, puesto que no se afirman en la concretización del aquí y ahora de su dependencia de cosas materiales como los alimentos, el dinero, el techo y otras consideraciones prácticas.

 

Esta falta de contacto con el mundo material y con la dimensión física de la realidad puede inducir a esa persona a que se sienta totalmente fuera de lugar en este mundo, sin base que le provea sostén y solidez en sus esfuerzos por expresarse.

 

Con frecuencia, siente como si no tuviera sitio donde pararse, no se adecua a ningún hueco dentro de la estructura social.

Con asiduidad tienen problemas en encontrar un trabajo para ganarse la vida que les satisfaga.

Esto induce con frecuencia a estas personas a buscar la experiencia directa con alguna dimensión de la imaginación, o perseguir una búsqueda espiritual a fin de transcender las limitaciones del mundo material de una vez por todas.

Una falta de Tierra puede también inducir a ignorar las exigencias del cuerpo físico.

 

Sus necesidades físicas les parecen más bien secundarias,  y de allí que a menudo se olviden de comer, hacer ejercicio y descansar en intervalos regulares.

 

A menudo tienen una pobre tonalidad de piel, índice de que la energía vital no vitaliza vigorosamente al vehículo físico.

 

EXCESO DE TIERRA

Tienen a menudo y en especial, piel aceitosa y activa, con buena tonalidad y color. Tienden a confiar en demasía en las cosas como son o parecen ser.

Puede haber visión estrecha, interés obsesivo más por las «obras» que por los ideales a los que se debe apuntar.

A menudo una marcada falta de imaginación.

El mundo laboral y de los asuntos prácticos tienden a menudo a dominar íntegramente sus vidas, con el eventual resultado de que todo su sentido de valor personal es amenazado cuando hay un cambio imprevisto en sus actividades vocacionales.

 

Hay con frecuencia un cinismo y un escepticismo particulares, presentes en estas personas, cualidades de la mente que surgen inevitablemente si uno no tiene un ideal o inspiración para infundirle significación a la vida.

 

Un fuerte énfasis sobre Neptuno o, en alguna medida, sobre Júpiter podrá ayudar a que la persona encauce su practicidad de modo que le permita trascender las cualidades más negativas de este desequilibrio.

 

El desequilibrio del Aire ️️️

elemento aire

FALTA DE AIRE

Perciben raras veces que esto sea un problema, pues están inmersos en la acción, los sentimientos y los intereses materiales como para que presten atención a las implicancias de sus compromisos.

Sin embargo, son precisamente esta falta de percepción, esta ineptitud para reflexionar sobre la vida y sobre uno mismo las que crean problemas a estas personas.

 

Les es difícil lograr separarse de sus acciones personales y, de allí que a menudo se hallen cargadas de compromisos no tenidos suficientemente en cuenta de antemano.

 

Quienes carecen de esta armonización tienen dificultad para obtener una perspectiva de si mismos y no pueden reflexionar con facilidad desde un punto de vista objetivo.

 

EXCESO DE AIRE

Tienen una mente superactiva que deberá ser guiada y controlada. Esta es la clase de persona que «vive en la cabeza» y, si hay poco de Tierra o de Fuego para que se motive y actué sobre esas ideas, podrá llegar a ser un aficionado en toda clase de curiosidades sin mucho efectividad o sin desarrollar mucha profundidad dentro de si mismo.

Estas personas pueden hacerlo todo sin pensar primero en ello, lo cual podrá, en casos extremos, inducir una parálisis de la voluntad y grandes trastornos psicológicos.

 

La mente puede desbocarse con ellas, introduciéndolas en ocasiones en un mundo imaginario y un brillo conceptual, pero otras veces en un sentido de la «realidad» totalmente fuera de contacto con lo que es posible.

Un descansado periodo de recuperación o meditación es necesario para permitir que el sistema nervioso se recargue e impedir que la mente las conduzca a un estado de agotamiento psíquico. Para estas personas es necesario que tengan un cambio periódico de escenario fuera de su trabajo habitual y de sus obligaciones domésticas para permitir que la mente salga de sus profundas preocupaciones rutinarias, pensamientos secundarios y planes sin fin.

 

El desequilibrio del Agua ️️️

 

FALTA DE AGUA

Puede manifestarse como una vasta gama de problemas psicológicos, emocionales y físicos. La mayor parte de la gente con falta de armonización de Agua tienen gran dificultad para introducirse en los sentimientos de los demás con empatía y compasión, lo mismo que para entrar en contacto con sus propios sentimientos y necesidades emocionales.

Esto no significa que en todos los casos carezcan de sensibilidad, sino que inevitablemente tienen problemas al ocuparse de sus propios sentimientos; el mundo de las emociones les parece tierra extraña con grandes peligros que es probable que sean más molestos que beneficiosos. En casos extremos, uno encuentra con este desequilibrio a personas frías, reservadas y insensibles.

 

Tales personas se destacan por su falta de simpatía y raras veces tienen buenas relaciones emocionales con los demás. Tienden a desdeñar los sentimientos de los demás como carentes de importancia, incapaces de ver en los demás lo que no pueden aceptar en ellas mismas.

 

En su intento por ser emocionalmente autosuficiente, niegan a menudo y por completo su naturaleza emocional, lo cual podrá inducir una dependencia particularmente inconsciente de los demás que expresen sus sentimientos.

Una falta del elemento Agua se manifiesta también como desconfianza innata hacia el conocimiento intuitivo. De hecho, en algunos casos, el principal problema emocional de estas personas es que no confían en ellas mismas, puesto que desechan con facilidad sus sentimientos como fastidiosos y sin importancia.

 

EXCESO DE AGUA

Influye sobre ellos con facilidad cualquier viento que sople, volviéndolos muy impresionables y, a menudo, a merced de pautas emotivas sobre las que no tiene control.

 

La mayoría de la gente con este desequilibrio es extremadamente sensible a cualquier experiencia, lo cual podrá inducir una intuición profundamente penetrante o una sobre reacción al más ligero estimulo.

Si las emociones están totalmente fuera de control y si la persona funciona habitualmente en un estado de aprensiva autoprotección, los miedos, las negativas pautas de reacción y la timidez podrán desvitalizarla con facilidad.

 

Exceso de Agua ️️️- Tierra ️️️y la falta de Aire ️️️- Fuego ️️️

 

Las características más fuertes de este tipo son gran profundidad, seriedad y autoprotección en todas las actividades. Por lo común, son muy trabajadores y, de hecho, no se sienten cómodos si no llevan alguna carga, en lo emocional o en su trabajo cotidiano.

Son muy conscientes de las necesidades de supervivencia, de la necesidad de seguridad, y de la confianza de los demás en su solidez y recursos. De allí que gran parte de su energía se utilice en un esfuerzo por mantener sus recursos y el resultado sea un gran apego al dinero, los bienes, el trabajo, los hijos y otros factores de seguridad. Tienen fuerte resistencia y aptitud para sobrevivir a toda calamidad.

 

Su apego a la seguridad y a los valores más bien tradicionales se manifiesta a menudo en una fuerte adhesión a la familia, el hogar y los deberes comunitarios.

A menudo hay falta vital de ideales, fe y pensamiento positivo, y sus facultades intelectuales y comunicativas están habitualmente sin desarrollar.

En el mejor de los casos, este tipo se afirma en la realidad actual de la experiencia cotidiana y enfrenta las cosas con gran fuerza y determinación interior. En el peor de los casos, pueden ser avaros, manipuladores, codiciosos y en última instancia profundamente frustrados en su necesidad de asumir algunos riesgos para promover su crecimiento.

 

Exceso de Aire ️️️- Fuego ️️️y falta de Agua ️️- Tierra ️️️

En el mejor de los casos, este tipo representa a una persona idealista, de aspiraciones y de pensamientos positivos, cuyas intenciones y motivaciones están por encima de todo reproche. Sin embargo, su enfoque de la vida no es particularmente realista, y a menudo descubren que deben aprender sobre el lado más oscuro de la vida a través de dura experiencia y desilusión.

Este tipo de persona tiene la aptitud de poner sus ideas en acción y la capacidad para ganar una perspectiva sobre el significado y la implicancia de sus acciones.

 

El peligro de este énfasis es que la persona vivirá en su cabeza y en sus aspiraciones y de ese modo descuidará el sendero emocional y las necesidades físicas de las que podría extraer recursos interiores.

A este tipo se lo conoce por un agudo sentido del humor, un enfoque optimista de la vida y a menudo una marcada aptitud verbal.

En el mejor de los casos, esta es una combinación excepcionalmente creadora, ideas armonizadoras, inspiraciones y planes con la aptitud y el impulso para ejecutarlos. Sin embargo, el problema de que las cosas se hagan realmente proviene del hecho de que esta persona no está afirmada; más bien está en lo alto, elevándose sobre las necesidades más mundanas de ocuparse de deberes, necesidades emocionales y trabajo persistente.

 

En esta persona faltan las cualidades rejuvenecedoras y curativas de la Tierra y el Agua; por ello, necesitan darse cuenta de que no pueden hacer afluir sus energías libremente sin armonizar al mismo tiempo sus recursos más profundos si han de evitar un estado de agotamiento constante.

 

Las combinaciones de Aire ️️️-Agua ️️️

Esta combinación, en el mejor de los casos, podrá producir individuos que estén armonizados en ambos reinos de la experiencia. Ni el mundo abstracto ni el sentimental-intuitivo es ajeno a esta persona, y así es capaz de desarrollar una modalidad operativa que abarque ambos tipos de percepción.

 

Esto da por resultado que la persona puede dar profundidad a sus ideas y a su aptitud para obtener desapego y perspectiva sobre sus sentimientos y anhelos más profundos.

 

Aunque ésta es la más sensible de todas las combinaciones (tanto física como psicológicamente) y aunque esta sensibilidad puede impulsar a que uno sea un soñador, un escapista, o un descontento inclinado a fantasear, esa sensibilidad no es menester que obtenga lo mejor de esa persona.

En el mejor de los casos, tiene imaginaciones asombrosamente fértiles, aptitud genuinamente creadoras con las personas en todas las artes consultivas o curativas.

 

Las combinaciones de Aire ️️️- Tierra ️️️

En esta combinación no hay tanto conflicto como podría parecer. Esto es así puesto que los Signos de Aire y Tierra son regidos por los mismos planetas, matizándolos así con algunos de los mismos valores, cualidades y modalidades operativas.

 

Sin embargo, estos elementos son energías incompatibles en su modalidad real de expresión, pero sus armonizaciones particulares pueden considerarse como complementarias.

 

Cuando estas energías se concentran en algún grado de armonía dentro del individuo, éste puede combinar el conocimiento intelectual y conceptual con una armonización práctica con objetivos concretos. En consecuencia, podrá tener una base práctica sobre la que se fundamenten sus ideas y una perspectiva particularmente innovadora concretando cosas en el mundo material.

 

Este tipo de personas es dada la premeditación, el desapego, la inteligencia práctica y una lógica medianamente fría. El impulso y el emocionalismo no son su modo de obrar, y a menudo desconfía de quienes son ejemplo de tales cualidades.

Es una combinación excelente para los ejecutivos comerciales, los organizadores, o para otros tipos de trabajo que sean intelectualmente exigentes. Muchas personas que se sienten cómodas en el burocrático tienen esta combinación, pues pueden ocuparse de muchos detalles concretos sin que esas exigencias abrumen su sistema nervioso.

 

Las combinaciones de Agua ️️️- Fuego ️️️

Esta combinación es precisamente la opuesta de la anterior, pues este tipo expresa todo de manera emocional, excitada y más bien impulsiva. Hay a menudo falta de pensamiento y procedimiento lógicos y sistemáticos, con inquietud resultante y tendencia subjetiva.

 

Esta es una combinación de intensidad, extremos emocionales y sorprendente sensibilidad hacia lo que los demás piensan de ellas. Estas personas tienden a ser las que llegan hasta el limite, teniendo una marcada falta de auto-represión.

 

Esta falta de control o disciplina los lleva en muchos casos a cambios de humor excepcionalmente graves.

En el peor de los casos, este tipo es explosivamente impredecible, dado alternadamente a inspiraciones y frustraciones profundas. En el mejor de los casos, son cálidos, y dan apoyo y protección en sus tratos con los demás. A menudo es una buena combinación para asuntos comerciales y profesiones del espectáculo, pues pueden moderar sus actividades promocionales con prudencia y proyectar sus sentimientos con convincente compromiso.

 

Las combinaciones de Tierra ️️️- Fuego ️️️

Es «la más creadora y productiva de las combinaciones con la iniciativa y la creatividad del Fuego y la practicidad de la Tierra con su impulso para producir en forma tangible».

Dentro de estas personas hay también una fundamentación práctica que usan para poner a prueba sus aspiraciones, a fin de ver si su gasto de energía es potencialmente productivo. Por tanto, estas personas tienen aptitud para conservar y dirigir su vitalidad más bien formidable y encauzar sus entusiasmos hacia ambiciones especificas.

 

La armonización de la Tierra da más paciencia y disciplina al Fuego, mientras que el Fuego suministra la confianza y la fe espontánea de la que la Tierra carece.

Habitualmente, estas personas aman el trabajo y obtienen gran satisfacción viendo manifestados en el mundo los efectos de sus energías.

Los mapas de muchos empresarios que se automotivan tienen esta combinación, y ponen en marcha pequeños negocios que, a su tiempo, llegan a ser grandes empresas.

 

En la combinación de Tierra y Fuego, a menudo hay un delicado equilibrio entre egotismo y humildad, generosidad y mezquindad. Por lo general, estas personas son muy felices más bien cuando por si mismas afrontan los desafíos del mundo que apoyándose en roles sociales establecidos o en pautas educativas para alcanzar el triunfo.

 

El primordial problema de esta combinación es cierta tosquedad e insensibilidad. Las personas «apasionadas» no son reflexivas acerca de si mismas ni particularmente cuidadosas acerca de a quién aplastan en sus esfuerzos de llegar a donde de dirigen.

 

Para finalizar…

 

Uno de los primeros pasos en la interpretación de cualquier mapa debe ser evaluar la compatibilidad relativa del Sol y la Luna, las dos polaridades primarias de la personalidad lo mismo que los primeros índices cuyos elementos más elevadamente se dinamizan en el individuo.

Luego como otro paso, uno podrá examinar la compatibilidad relativa de otros pares de planetas: Sol y Mercurio; Venus y Marte; Mercurio y Júpiter; Júpiter y Saturno; Sol y Venus; Luna y Venus; y así sucesivamente, a fin de definir más específicamente varios modos posibles de resolver conflictos interiores.

 

Fuente consultada: Stephen Arroyo, «Astrología, psicología y los cuatro Elementos».

 

Ojalá te haya servido la info.

Que los astros siempre te acompañen!

¡COMPARTE ESTE POST EN TUS REDES SOCIALES!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¡Comenta a quí debajo si deseas!