En este momento estás viendo <span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">4</span> min de lectura</span>

4 min de lectura

La Astrología y las Leyes Universales

 

Hermes Trimegistro, a quien se atribuye el libro Kybalion donde están los siete principios del universo, y que la Astrología utiliza, de los cuales los más conocidos son:

 

Correspondencia – Como es arriba es abajo

Polaridad – Principios masculino y femenino.

Causa y efecto – Toda causa se transforma en un efecto.

 

De hecho, el principio astrológico está contenido en la afirmación: Como es arriba es abajo. – El Kybalión.

 

Veamos un poco de cada una:

 

Ley de correspondencia

Como es arriba es abajo

 

Establece que lo de afuera es una proyección de lo de dentro. Tu mundo exterior es un fiel reflejo de tu mundo interior.

Lo que es arriba es una proyección de lo que es abajo y viceversa.

Esta ley declara que puedes saber lo que está pasando dentro de ti con solo fijarte en lo que está pasando a tu alrededor. ¿Tiene sentido esto para ti?

 

Y no solo eso, puedes conocer cómo es el universo y otras dimensiones, tan solo observando tu interior. Y esto ocurre porque todo el universo funciona de forma analógica, parecida.

 

Todo (absolutamente todo), lo que vemos es un reflejo de lo que hay en dimensiones superiores. El universo es como un espejo que refleja lo que hay en otros planos de consciencia, y éstos están todos entrelazados.

 

Como es adentro, es afuera:

 

Tienes que tener presente que tu mundo externo se corresponderá con tu mundo interno.

Lo que haces y dices, nada más es un reflejo de lo que sientes y piensas.

 

Por ello, siempre digo que cuando no nos gusta lo que hay fuera de nosotros, debemos examinarnos a nosotros mismos.

 

Claro, no es una tarea sencilla, requiere mucho autoconocimiento, una consciencia plena de los procesos de transformación que tenemos constantemente en nuestras vidas, y además, la disposición de abrir nuestra mente para comprender que esto funciona de esta forma.

 

No todos están preparados para darse cuenta de esto, y está bien. Cada quien está a su tiempo.

lee también: Coencta con el poder de la Gratitud 

 

 

Ley de Polaridad

Principios masculino y femenino

 

“Todo es doble; todo tiene dos polos: Los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse”

 

Nuestro Universo es dual. Esto lo habrás escuchado antes seguramente.

Pero ¿qué quiere decir?

La dualidad nos habla de separación, de un Universo en el que la unidad no existe. Todo tiene dos polos, dos caracteres aparentemente antagónicos, los dos extremos de una misma cosa. Como decimos habitualmente: dos caras de la misma moneda.

 

Entra aquí en juego la Ley de Polaridad que nos dice que todo tiene su par de opuestos, idénticos en naturaleza pero diferentes en grado.

 

  • La luz y la oscuridad
  • El frío y el calor
  • La belleza y la fealdad
  • La noche y el día
  • El Ying y el Yang
  • Los ejes de la rueda zodiacal
  • La Salud y la enfermedad
  • El nacimiento y la muerte

 

La Ley de Polaridad nos dice que, en realidad, no son contrarios sino complementarios.

 

Y esto es sencillo: no podemos conocer la salud si no hemos pasado por un momento de enfermedad. Y viceversa.

No conoceremos la noche sin antes haber vivido el día.

Solo sabemos lo que es la alegría, si ya hemos pasado por momentos de tristeza. Y así sucesivamente.

 

Ley de Causa y Efecto

 

“Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa, todo sucede de acuerdo con la ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida.”

 

Todo aquello que me sucede tiene una causa. Y esa causa está dentro de mí.

Y ello nos lleva a la idea que somos responsables de aquello que nos sucede.

 

Todo lo que eres es el resultado de tu modo de pensar y de tu actitud.

Nuestra mente tiene un poder increíble. Si deseamos a los demás buenas cosas, entonces estamos al mismo tiempo deseándonos buenas cosas para nosotros mismos.

Si pensamos mal de alguien, estaremos al mismo tiempo pensando mal de nosotros.

 

Por esto es importante entender la sincronicidad

Lee más sobre Sincronicidad aquí

 

 

Porque gracias a las personas o situaciones que se nos atraviesan en la vida, podemos conocernos mejor a nosotros mismos.

Muchas veces las situaciones son dolorosas, y tendrás múltiples repeticiones de la misma lección, lo que prolongará tu sufrimiento hasta que vayas a la causa, que repito: está dentro de ti. Jamás afuera.

 

Espero que te haya servido! Dime en los comentarios si ya conocias las Leyes Universales, que te recuerdo que son 7. Aquí solo vimos 3 de ellas.

 

lee también: conectando con el Poder de la Gratitud 

 


 

[activecampaign form=18]

¡COMPARTE ESTE POST EN TUS REDES SOCIALES!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¡Comenta a quí debajo si deseas!